El Seguro y Protección a los Activos (2 de 3)

¿Qué hace un intermediario?

Un plan de seguros personales y sobre propiedades correctamente realizado te ayudan a mitigar la ocurrencia del riesgo. Para esto debes contar con personas con un conocimiento amplio en la materia, que te apoyen en escoger buenos productos, con aseguradoras solventes y que por la póliza no pagues coberturas que no necesitas.

De lo anterior nacen los intermediarios de los seguros, se dividen en dos grandes categorías: LOS AGENTES y LOS CORREDORES. Los primeros representan a la compañía aseguradora, normalmente trabajan para una específica. Por otro lado, los corredores pueden ser personas físicas o sociedades comerciales que relacionan  con todas las aseguradoras del mercado, y que por la feroz competencia en la que están inmersos procuran estar especializados en todos los ramos; igualmente brindan servicios 24/7 con departamentos completos a tu servicio. Debes tener en consideración que los Corredores te representan a ti, a pesar de que su ganancia la paguen las aseguradoras producto de comisiones de las primas que ellos generen por la colocación de las pólizas.

En ambos casos, puedes contar con los intermediarios en cuanto a su asesoría y al servicio posterior a la ocurrencia del riesgo. Te permiten gestionar correctamente un mapa de riesgo personalizado y te ayudan a crear una planificación correcta para evitar cualquier hecho que lleve un menoscabo a tu patrimonio. Ellos representan una sabia herramienta disponible para tus necesidades.

Debes tener en cuenta que son tus sacerdotes, debes “confesarte” con ellos. Porque a pesar de que conozcan del seguro y sus ramos, Tú eres el especialista en las necesidades de tu negocio y tu familia. Se claro, directo y sincero; es lo mejor para crear un mapa de riesgos efectivo. No supongas, todo informarlo. No subvalúes tus activos, que a la larga pasa factura. Siempre mantén a mano las facturas de compras y contratos de los bienes que aseguraras y provéelos en caso de necesidad.

Igualmente en caso de agravación del riesgo, o del cambio en cualquiera de sus condiciones específicas, como es el caso de que asegures los bienes de tu hogar y posterior a la emisión de la póliza decidas mudarte de casa; o que a tu vehículo asegurado decidas adaptarle un sistema de GLP, debes notificarlo a tu intermediario o a la aseguradora. Dado que son razones que cambian o aumentan la posibilidad de un hecho que en principio está cubierto, pero bajo parámetros determinados que por decisiones posteriores estas cambiando.

Un dato que es importante y que tu intermediario o gestor de seguros deberá prevenirte. En caso de que, por fluctuaciones del mercado o cambio en la tasa del dólar, tu propiedad aumente o pierda valor a lo largo del año póliza; debes asegurarte de volver a evaluar el costo de tu póliza de seguros; dado que, si tu póliza es en pesos dominicanos (pero cubriendo un bien con un precio en dólares) o el valor de tu vehículo sufre modificaciones severas, puedes caer en infraseguro, que no es más que el valor que pagaste por prima no sea suficiente para cubrir el mismo riesgo que aseguraste a principio de la vigencia. Esto amerita y ajuste en el primaje de tu póliza o la reducción del valor asegurado.

Autor: Geovanny Ramirez

Abogado en ejercicio; especialista en responsabilidad civil, seguros y derecho de transporte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: