IV. El Seguro “Full”. Por más que lo usamos, no lo entendemos!

Resumen explicativo y descriptivo de las pólizas de vehículos de motor con cobertura de daños propios.

En República Dominicana, la Ley 146-02 es la responsable de regular todo el sector del seguro privado, excepto el seguro de cargas marítimas (el indigno huérfano). Es una Ley, que en opinión personal es actual pero arcaica y poco práctica, que en gran medida no toma en cuenta los derechos del consumidor ni parte de la actual constitución. Eso vendrá a cuento en una futura entrega.

Esta Ley, entre sus objetivos está regular el seguro obligatorio de vehículos de motor. Organiza a todos los que conducimos un vehículo movido por combustible fósil y que pueda alcanzar a más de 25 Kms por hora, y nos obliga a contratar una póliza con una aseguradora. Su génesis es la necesidad del Estado de proteger de las lesiones y daños a la propiedad que pueda ocasionar un vehículo de motor a terceros ajenos del propietario. Básicamente el seguro obligatorio tiene tres coberturas básicas: Daños a la Propiedad, Lesiones y/o Muerte a una Persona, y  Lesiones y/o Muerte a más de una Persona; a esas coberturas se le añaden unos servicios obligatorios como son la fianza judicial y servicios de asistencia legal.

protección automovil

Entrando en el objeto de este post; si las coberturas “obligatorias” son estas ¿dónde entra el mal llamado “Seguro Full”? Es sencillo, pero primero un poco de historia: aproximadamente para el año 1990 la Compañía de Seguros La Nacional, S.A. implementó una cobertura que técnicamente se denominaba: “Colisión y Vuelo + Robo + Daños Comprensivos a X por ciento” su objeto era cubrir todo que posiblemente dañara o destruyera al vehículo asegurado; pero para promocionarlo sin que fuera tan complicado de explicar, SEGNA inventó el nombre de SEGURO FULL; y fue tan exitosa esa denominación que no sólo varias aseguradoras la copiaron, sino que ha sobrevivido a los años, a las quiebras y a las fusiones entre aseguradoras.

Qué ocurre? Para entender la cobertura de un Seguro Full o 100% Comprensivo o A Todo Riesgo (la nomenclatura dependerá del país en el que nos manejemos), es necesario conocer unos conceptos básicos:

  • COBERTURA: Es el monto contratado por medio a la póliza, y por tanto, el límite por el que la aseguradora responderá en caso de un siniestro.
  • RIESGOS COMPRENSIVOS: Son aquellos riesgos que en caso de ocurrir, afectan directamente a la propiedad, pero son colaterales a las coberturas básicas de colisión y vuelco. Son subcoberturas que tienden a proteger a la propiedad, tales como: Inundación, Daños por Agua (No es lo mismo), terremoto, motín, huelga y daños maliciosos, daños por objetos caídos del cielo, Etc. Normalmente estas subcoberturas se manejan en porcentajes, Ejem.: 100% Comprensivo pagará en total de la pérdida menos el deducible; 75% Comprensivo pagará en 75% de la pérdida menos el deducible, Etc.
  • DEDUCIBLE: Es la participación del asegurado en la pérdida. En República Dominicana, y para casos de vehículos de motor, se estila un deducible de un 1% de la pérdida y con un mínimo en una cantidad de pesos. Por ejemplo, si tienes una póliza con seguro full, y tu vehículo está valorado en RD$1,000,000.00, tu deducible será de RD$10,000.00; por lo que toda perdida por debajo del valor del deducible será cubierta por ti; y en caso de que supere el valor del deducible, tendrás una participación no menor del 1% del valor de tu vehículo.

Es en este último concepto es que radica la mayor cantidad de quejas y dudas, pero a mi entender, subsisten por el nombre con el que el sector asegurador vende el producto. Para el cliente, cuando le dices “seguro full” entiende varias cosas sólo con escuchar el nombre: 1) Que Todo está cubierto, por lo que no tiene que pagar nada. 2) Que es el seguro más completo que el mercado le puede brindar, que es más caro, pero paga el precio para olvidarse de problemas. 3) los más osadamente ingenuos, asumen que es un “Escudo de Fuerza Invisible” sumado a un “Permiso” para tener cualquier hecho y que la aseguradora lo resuelva. Y ninguna de las anteriores aseveraciones es correcta.

El seguro de colisión y vuelco, robo y comprensivos tiene límites. El primero es el deducible que ya conocemos. Pero segundo, también existe la cláusula de Depreciación, que me toca explicarla: Cuando compras un vehículo hoy, tiene un valor; que por su uso y trato lo va perdiendo día a día lo largo del año póliza. Es un cálculo contable a razón de 5% anual prorrateado entre los 365 días del año. Razón por la cual, si tienes un valor asegurado de RD$100,000.00 el primer día de tu póliza, pero tienes un accidente en el día 250 de la vigencia, el cálculo en dinero se hará restando la depreciación transcurrida por 249 días antes de la ocurrencia del siniestro y, ese será el monto que la aseguradora te pagará, menos el deducible que de antemano conoces.

 

Un dato que debes saber: Si conduces en estado de ebriedad o afectado por sustancias narcóticas, la cobertura del daño propio para colisión y vuelco queda automáticamente suspendida. En caso de accidente, sólo quedarían activas las coberturas de responsabilidad civil, que son obligatorias por Ley; pero el daño que le ocasiones al vehículo ni podrás reclamarlo.

Como ya vemos, el deducible se traga una parte del dinero; y la depreciación se lleva otra parte. Los clientes normalmente se molestan cuando llega el momento de cobrar una pérdida total por robo o por colisión, ya que esperan la cantidad asegurada y de repente la compañía autoriza de un 10% a 15% menos de la expectativa.

Duda grupal

OJO: Existen productos vendidos por aseguradoras donde ellas asumen el deducible y la depreciación; pero, como entenderás, te cobran más valor en prima al momento de la emisión de la póliza. Recuerda que el seguro es un negocio, manejado por personas expertas y que saben lo que hacen con su inversión.

He resumido y simplificado el contenido. Entiendo que aun así es mucha información, cada aseguradora tiene sus reglas en sus contratos y aplican según se negocie con ellas. De ahí la importancia que una persona conocedora del seguro sea la que maneje tus cuentas; existen dos intermediarios: Los Corredores y Los Agentes. La diferencia estriba en que los Corredores te representan a ti como cliente, mientras que los Agentes representan a la aseguradora directamente; por esto es que en mi caso particular prefiero a los Corredores. De cara al cliente los costos son iguales, no aumentará si eliges a uno o a otro; pero debes asegurarte que con quien contrates sepa lo que necesitas, y no lo haga sólo por venderte un producto. En ese sentido quiero apuntar que un Corredor no tiene una única cuenta en una única aseguradora, por lo que normalmente tiene mayor poder de negociación que un agente o un cliente directo.

Quedo a tu orden para mayores aclaraciones. Mi correo es gramirez@rbmasesoria.com, escríbeme y con gusto contestaré las inquietudes que te hayan surgido. Como siempre te digo, no pienses que porque hayas leído esto y lo hayas entendido ya eres un experto; demora años en serlo y muchos dolores de cabeza; pero si quieres profundizar más te recomiendo seguir en este blog y procura leer tu contrato póliza, te apuesto que lo veras desde otra perspectiva a partir de ahora.

Autor: Geovanny Ramirez

Abogado en ejercicio; especialista en responsabilidad civil, seguros y derecho de transporte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: